Come poco y cena menos, que la salud de todo el cuerpo se fragua en la oficina del estómago.
Frase del Quijote

Frases 1

“Comer es una necesidad… Comer inteligentemente es un arte”
Francois de La Rochefoucauld
"No hay amor más sincero que el amor por la comida".
George Bernard Shaw

TODAS NUESTRAS RECETAS EN UN SOLO CLICK

TODAS NUESTRAS RECETAS EN UN SOLO CLICK
INDICE

sábado, 17 de marzo de 2012

Cintas con bacón al cabrales

No hay nada como el que te hagan un regalo para que empieces aguzar la imaginación. Claro que en este caso no he hecho demasiado esfuerzo.
Nos han traído de Asturias (la familia de mi marido por parte de madre son de allí) un buen trozo, alrededor de medio Kg. de queso Cabrales.

A mi me encanta, pero no soporto el olor con lo cual le doy salida rápido, reparto un trozo a cada hijo y hago un poco como queso batido para untar y queda delicioso.
Esta vez como a mis nietos aunque parezca mentira le gustan los quesos fuertes he pensado en hacer una pasta y acabar de una vez. La clásica del roquefort que la madre les hace con frecuencia me sirvió como base y  echándole un poco de imaginación quedo muy rica. Al ser este  queso es algo más fuerte, he pensado que podía suavizarlo con un poco de philadelphia que siempre tengo en casa y una copa de champán que nunca falta. Les sorprendí, y además les encantó. Mmmmmm, rico rico


Ingredientes
500 grs. de pasta
Un chorrito de aceite de oliva
200 grs. de bacón
1 cebolla
2 o 3 cucharadas de aceite de oliva

Ingredientes para la salsa
150 grs. de queso cabrales
2 cucharadas colmadas de queso de Philadelphia.
500 grs. de nata
1 copa de champán o sidra
Pimienta

Preparación
Cortamos el bacón y lo freímos en la grasita que va soltando hasta que esté crujiente. Reservamos.
Cortamos la cebolla menuda y freímos en un poco de aceite de oliva hasta que esté doradita. Mezclamos y reservamos.


Cocemos la pasta en abundante agua hirviendo con un chorrito de aceite.

Mientras se cuece la pasta en un vaso batidor mezclamos los ingredientes de la salsa. Lo vertemos en un cazo, añadimos la pimienta y lo vamos calentando y removiendo hasta que quede ligado sin que hierva.


Escurrimos la pasta. La mezclamos con el bacón y vertemos por encima la salsa. Servimos enseguida.

Sugerencias
Podemos sustituir el queso de cabrales por queso roquefort o queso azul. También utilizar sidra en vez de champán. Si nos apetece podemos añadir unos frutos secos: almendras o nueces picaditas.

4 comentarios:

  1. Qué gracia, te pasa como a mí, aunque me gusta el cabrales le doy puerta en cuanto puedo.

    Tengo cintas en casa, y nata, sólo tengo que comprar la sidra y el queso. Prepararé este receta que se parece mucho a la forma en que yo la preparo, pero esas variantes me tienen intrigada.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Ya sabes Elena a veces los experimentos salen bien. Y si no van directos a la papelera.
    Tod está medido y contrastado. Hago siempre hincapie en las cantidades. Me ha ocurrido cuando era principiante que al hacer una receta me salia mal por las cantidades inexactas que ponía. Ahora ya tengo "ojo clínico"
    El cabrales es más fuerte pero así ha quedado suave.
    Bss y que te luzcas:-)

    ResponderEliminar
  3. No puedes imaginarte el hambre que tengo después de dos días sin pasar por tu página.

    ResponderEliminar
  4. Me alegro que hayas vuelto por estos lares Francisco. Ya sabes que siempre tenemos un cubierto para tí
    Bss y feliz semana

    ResponderEliminar

Gracias por vuestra visita y comentarios. Bienvenidos a nuestra mesa.

Buen apetito

Buen apetito

Translate

Viajar por la gastronomia

Viajar por la gastronomia

Seguidores