Come poco y cena menos, que la salud de todo el cuerpo se fragua en la oficina del estómago.
Frase del Quijote

Frases 1

“Comer es una necesidad… Comer inteligentemente es un arte”
Francois de La Rochefoucauld
"No hay amor más sincero que el amor por la comida".
George Bernard Shaw

TODAS NUESTRAS RECETAS EN UN SOLO CLICK

TODAS NUESTRAS RECETAS EN UN SOLO CLICK
INDICE

sábado, 18 de abril de 2009

Acelgas rehogadas II


Esta modesta verdura tiene unas grandes propiedades:
Su alto contenido en fibra, su ausencia de grasas, su escaso valor calórico y su contenido en agua la convierte entre otras cosas en una verdura diurética ideal para regímenes de adelgazamiento.
Es además es rica en minerales, aporta hierro, potasio, calcio y magnesio. Así mismo es una excelente fuente de folato o vitamina B9, esencial para embarazadas, ya que evita la aparición de malformaciones en el bebé, y tiene un alto contenido en Vitamina C.
Cuando las empleamos tenemos que tener en cuenta la cantidad ya que menguan mucho al cocinarlas. Se pueden guisar de muchas maneras, desde al vapor, cocinadas solas, rehogadas, salteadas con otras verduras o guisadas con legumbres.





Acelgas rehogadas
1 manojo de acelgas (1 Kg. aproximadamente)
3 patatas medianas
3 dientes de ajo
1 cucharadita de las de café de pimentón dulce
Agua
Sal
150 gr. de aceite de oliva
1 limón o de vinagre (opcional)

Se coge el manojo de acelgas, se limpian las pencas de las hebras, se parten en trocitos, tanto la hoja como la penca. Pelamos las patatas y las colocamos junto con las acelgas y la sal, en un puchero u olla con agua (cubrirlas solo) hasta que la patata este tierna. (En la olla express tardan unos 5 o 7 minutos). Una vez hechas se cuelan.
En una sartén colocamos el aceite, cuando este caliente añadimos los ajos laminados evitando que se quemen, se aparta del fuego la sartén para agregar el el pimentón dulce y se vierte sobre las acelgas . Se sirven calientes.

Otras variantes:
*Machacar las patatas y sofreírlas un poco en el aceite con ajo y pimentón, removiéndolas constantemente, hasta que queden doraditas y crujientes, y a continuación se mezclan con las acelgas.
*Cocinar las acelgas solas (sin las patatas) Pelar 3 dientes de ajos y los cortamos en láminas, freír y cuando empiecen a dorar añadir unos piñones y unos taquitos de jamón serrano. Rehogar las acelgas cocidas por unos minutos. Servir caliente.

A mi como más me gustan es aliñarlas después de cocidas con un chorrito de aceite de oliva virgen y un poco de vinagre justo antes de comerlas .
María

1 comentario:

  1. Es uno de mis platos favoritos y justamente la hice ayer para cenar. La hacemos de manera muy parecida, porque será?

    ResponderEliminar

Gracias por vuestra visita y comentarios. Bienvenidos a nuestra mesa.

Buen apetito

Buen apetito

Translate

Viajar por la gastronomia

Viajar por la gastronomia

Seguidores