Come poco y cena menos, que la salud de todo el cuerpo se fragua en la oficina del estómago. (Frase del Quijote)
"No hay amor más sincero que el amor por la comida". (George Bernard Shaw )

TODAS NUESTRAS RECETAS EN UN SOLO CLICK

TODAS NUESTRAS RECETAS EN UN SOLO CLICK
INDICE

lunes, 4 de enero de 2010

Muñecos de navidad



Es una entrada símpatica y divertida sobre todo para los niños, además de que es muy completa en nutrientes.


Ingredientes
Huevos de codorniz
Aceitunas sin hueso
Pimientos del piquillo
Dátiles deshuesados
Albóndigas
Palillos

Preparación:
Ponemos a cocer los huevos de codorniz en agua con sal, están duros en 6 o 7 minutos. Refrescamos con agua y pelamos.

Para montar los muñecos, atravesamos el huevo de codorniz (por lo alto) con un palillo y lo pinchamos en un pie, yo he utilizado albóndigas como pie de los muñecos, partidos por la mitad.
En la parte que sobresale del palillo introducimos la aceituna sin hueso. Como gorro utilicé la punta de los dátiles sin hueso. Corté los pimientos del piquillo en tiras y los coloque alrededor del huevo, es decir entre la aceituna y el huevo.
Puse unos toques de mayonesa en la albóndiga con una manga pastelera, también se podría poner mostaza.

5 comentarios:

  1. Me parece que estos simpáticos muñequitos no los voy a hacer.
    Después del trabajo, me veo a mis hijos quitándole el gorro y la bufanda, y para colmo diciéndome que los huevos de codorniz les gustan más fritos.
    Lo siento amiga.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Bueno pues yo igual que Elena, como que a mis nietos no se los puedo poner, le quitarían la bufanda el gorro y hasta la cabeza, pero si es una estupenda idea para sorprender a los mayores en cualquier aperitivo, nosotros no les quitaríamos nada y quedaría muy simpático. Me la copio. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Jejeje Elena, no soy la autora pero para esto está para que les depeloten y se coman a cachos. No para la foto.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola Cordobesa cuando caigan en el estómago da igual que vayan con o sin bufanda. A mi me parecen graciosos, si bien es cierto lo que dice Elena que dan ganas de despelotarlos :)

    ResponderEliminar
  5. Algo de trabajo si que dan. Pero... quedan tan monos. Dar un aire navideño no esta mal y como bien dice Katy, una vez que caigan dentro del estómago, qué mas da el orden, aunque la verdad es que de pena despelotarlos después de haberlos vestidos.
    Pero ahi queda, para quien quiera hacer una variante de presentación.
    Un beso a las dos resalás

    ResponderEliminar

Gracias por vuestra visita y comentarios. Bienvenidos a nuestra mesa.

Buen apetito

Buen apetito

Translate

Viajar por la gastronomia

Viajar por la gastronomia

Seguidores