Come poco y cena menos, que la salud de todo el cuerpo se fragua en la oficina del estómago. (Frase del Quijote)
"No hay amor más sincero que el amor por la comida". (George Bernard Shaw )

TODAS NUESTRAS RECETAS EN UN SOLO CLICK

TODAS NUESTRAS RECETAS EN UN SOLO CLICK
INDICE

miércoles, 31 de marzo de 2010

Potaje de Vigilia



Ingredientes
200 grs. de garbanzos
250grs. de espinacas
3 tajadas de bacalao sin espinas
2 cucharadas de tomate frito casero
½ cucharada de pimentón
2 huevos duros
1½ cebollas
4 dientes de ajo
1 zanahoria
1/2 hoja de laurel
3cucharadas de aceite1 de oliva
sal

Preparación
Desalamos durante 24 horas los lomos de bacalao con la piel hacia arriba y cambiándolos de agua unas tres o cuatro veces.




Ponemos poner la noche anterior a remojo los garbanzos en agua.
En una cacerola con abundante  agua ponemos a cocer los garbanzos, la cebolla, los dientes de ajo y la zanahoria limpia pero enteras, así como la media hoja de laurel y un punto de sal.
Dejamos cocer lentamente, sin apenas borbotones, hasta que estén.
Mientras, quitamos los tallos a las espinacas y lavamos que coceremos en agua hirviendo con sal durante 2 minutos. Las pasamos por agua fría y troceamos.
En una sartén con el aceite no muy caliente freímos la cebolla picada; y cuando casi está dorada añadimos los ajos y el pimentón, removemos y en unos minutos añadimos el tomate frito y las espinacas, luego los garbanzos con parte del caldo de su cocción. Por último incorporamos el bacalao sin su piel.
Terminamos la cocción a fuego medio unos 10-15 minutos. Picamos los huevos y los añadimos al guiso justo antes de servir.

Sugerencias
Hay una versión más rápida, y es utilizar un tarro de garbanzos precocidos y espinacas congeladas ya troceadas. Se ahorra mucho tiempo.
Con esto nos quitamos la parte de poner en remojo los garbanzos y cocinarlos, además de limpiar trocear y hervir las espinacas.
En todo lo demás procedemos igual, salvo que al no tener caldo de los garbanzos podemos utilizar caldo hecho por nosotros de verduras o pollo.
Es importante en ambos casos que vigilemos la cantidad de agua o caldo para que el guiso quede espesito. Y también conviene dejar reposar unos 10 15 minutos para que liguen los sabores






6 comentarios:

  1. ¡Ayyyyy, qué cosa más riquísima!
    Me encanta, en mi pueblo se le llama a este tipo de potaje "cocina".
    Muy típico de estos días de Semana Santa.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Hola Katy:

    Es un plato que me gusta mucho pero nunca me he dado por hacerlo. Lo tendré que hacer fuera de temporada.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Hola hermanas!! Mi mamá lo hace parecido para estas fechas. Esta receta parece riquísima.
    Besosssssss

    ResponderEliminar
  4. Hola Elena, la cuchara te va, se nota a leguas. Está desde luego muy rico. A mi me encanta.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Hola Fernando, es facilito, puedes hacerlo cuando quieras. Las torrijas son de esstos dias y yo alguna los sorprendo haciendo torrijas en noviembre. Ahora los ingredientes de cualquier guso se consiguen durante todo el año. Lo que pasa es que nos gusto mantener las tradiciones tal como las heredamos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Hola Gabriela, se ve que ya todo se exporta y se importa. Vamos internacionalizando la cocina. El turismo ha contribuído en gran parte a ello. änimate a hacerlo tú un día.
    Besos

    ResponderEliminar

Gracias por vuestra visita y comentarios. Bienvenidos a nuestra mesa.

Buen apetito

Buen apetito

Translate

Viajar por la gastronomia

Viajar por la gastronomia

Seguidores