Come poco y cena menos, que la salud de todo el cuerpo se fragua en la oficina del estómago.
Frase del Quijote

Frases 1

“Comer es una necesidad… Comer inteligentemente es un arte”
Francois de La Rochefoucauld
"No hay amor más sincero que el amor por la comida".
George Bernard Shaw

TODAS NUESTRAS RECETAS EN UN SOLO CLICK

TODAS NUESTRAS RECETAS EN UN SOLO CLICK
INDICE

jueves, 8 de abril de 2010

Testamento gastronómico


Jeje, buen título y atrayente. Hay que reconocer que la abuela que lo escribió sabía de lo que hablaba. Los tiempos han cambiado y las abuelitas ya no solo quedan relegadas a contar cuentos y a hacer tartas de chocolate. Ahora se han adaptado a los nuevos tiempos, son modernas y se atreven a dar grandes consejos a las nietos. Se puede estar o no de acuerdo pero al menos a mi, la idea me ha parecido original e innovadora.

"Testamento gastronómico-amatorio para la instrucción de la nieta"
Me jacto, a mis años, de poder deducir las virtudes (o carencias) de un hombre en las artes amatorias con sólo verlo comer. Esos hambrientos que devoran la comida sin siquiera detenerse a sentir lo que saborean, esos trogloditas que engullen en dos bocados hamburguesas llenas de salsas peligrosas y contradictorias, esos pobre hombres que no recuerdan en la cena lo que almorzaron, carecen del más elemental sentido de la estética a la hora de la horizontalidad. Despachan a sus mujeres como reses que van al matadero, y generalmente, tardan más en estornudar que en retozar. Huye de ellos, mi princesita, huye despavorida, que la tristeza de la carne es una de las más despiadadas y más difíciles de exorcizar.

En cambio, aquellos que pueden describirte con entusiasmo su plato favorito, o que atraviesan su ciudad en busca de un manjar que sólo encuentran luego de esa travesía urbana, esos que se gastan el dinero en delantales, en especias misteriosas, esos que no tiene miedo de probar nuevos sabores, son generalmente, y pese a que puedan tener un aire taciturno, genios de las sábanas, poetas de la voluptuosidad, fabricantes de mujeres felices y fieles, gourmets de las emociones.

A las mujeres también las conozco viéndolas comer. Esas adictas a la dieta, que prefieren morir antes de meterse un chocolate en la boca, me resultan tan patéticamente evidentes en su frialdad que me extraña que los sex symbol actuales respondan a esas medidas tan escasas de 90-60-90. Las obesas, otras pobres criaturas, están tan hambrientas de cariño, se sienten tan solas y desesperadas, que tanto a la hora de la comida como del amor, se convierten en depredadoras inescrupulosas. El punto medio, como en todo, es lo saludable: ni comer por aburrimiento o por soledad, ni dejar de comer por lo mismo.

Te recomiendo, mi nieta amada, entre otras cosas, adentrarte en los secretos de la cocina y descubrir así muchas cosas sobre el amor; ser vegetariana durante al menos un año en tu juventud para que aprendas a amar a los vegetales y para que sepas que con o sin carne, la gente puede ser feliz; ser omnívora en la adultez, para que aprendas que en la variedad está el gusto, y volver a los vegetales en la vejez, para que cuando te vayas de este mundo, te sientas ligera y saludable. Comer despacio siempre, en la lentitud, tanto de la mesa como de la cama, se encuentra la verdadera felicidad.

Descubrir nueva formas de cocinar es una manera de descubrir nuevas formas de amar, investiga, lee, experimenta, no tengas miedo. La comida y el sexo generan placeres y culpas equivalentes, deshazte de las últimas si no dañas a nadie ("nadie" te incluye a ti), si agredes a alguien, la culpa es un buen sentimiento que te guiará de regreso hacia la salud.

Por último, mi amor, sé cuidadosa, la sensatez es muy buena consejera cuando va acompañada por la emoción; jamás comas nada por obligación, siempre sé tú quien decida sobre tu cuerpo, cuídalo, protégelo, regálale experiencias hermosas y vitales, vincúlate con lo eterno a través de él y recuerda que tu abuela cocinera, que te amó tanto mientras vivió, ahora te cuida desde el regazo del creador.

Tu abuela

(Karina Pugh Briceño)

10 comentarios:

  1. Este maravilloso texto fue buplicado en mi blog www.caseritoviandas.blogspot.com el 7 de enero.
    Pertenece a Karina Pugh Briceño, una deliciosa artista y cocinera venezolana.
    El título que debe llevar es: TESTAMENTO GASTRONÓMICO-AMATORIO PARA LA INSTRUCCIÓN DE LA NIETA.
    Aprovecho para felicitarte por tu blog, es muy bueno!
    Te saluda cordialmente: Melisa Cancio

    ResponderEliminar
  2. Fantásticos consejos de esa abuela.
    Para mí es importantísimo el comportamiento de las personas en la mesa, y dice mucho de la educación de cada uno.
    Soy muy tiquismiquis a la hora de comer y no paro de aleccionar a mis hijos ...o al que se ponga por delante.
    No me gustan los ruidos, el soniquete de los cubiertos en los platos, los sorbetones de los líquidos, las tetas desnudas de los varones en verano, el ansia tragando, etc, etc.

    Besos y a comer con tranquilidad y serenidad; que no es robado.

    ResponderEliminar
  3. Hola Melisa muchas gracias por darme el nombre de la autora. A mi me llegó por e-mail. Y si es de una autora venezola me congratulo por la cercania y cariño que tengo por esa tierra. Cambiaré el título que no traía ninguno y agradezco tu comentario.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hola Elena, esto de lo que hablas es lo que nos han enseñado en una asignatura que se llamaba "Urbanidad"
    Y desde luego no se puede comer de cualquier forma como dices, pies y codos en la mesa, ropa inadecuada, haciendo ruido. Firmo lo que dices pero desgraciadamente va siendo habitual ver estos modos y maneras.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. felicidades por tu blog lo descubri hace unos dias y aunque lo visito a diario para premiar tu trabajo con mis cinco puntos he de reconocer que me ayuda a responder la clasica pregunta de todos los dias y hoy ¿que comemos?ja ja un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Rincón Virtual por tu voto y por tu comentario tan amable. esta es tu casa y tu cocina :)
    Aunque en el blog solo figure yo porque fui la que lo inicié, actualmente lo llevamos entre las dos. Sus recetas van firmadas como María.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Hola Katy!! Maravilloso y muy sabio amiga. Hiciste que mis recuerdos lleguen a mi abuela que debe estsr mirándome. Era así de sabia y yo la amaba por darme ese cariño y sabiduría juntos.
    Besosssssss

    ResponderEliminar
  8. Que suerte tuviste de disfrutar de tu abuela Gabriela. Yo no tuve la misma, la conocí con 21 años. Pero que mira desde arriba, seguro.
    besos

    ResponderEliminar
  9. Hola Katy:

    Me ha parecido genial. Dime lo que comes y te diré quien eres, dime como comes y sabré de dónde vienes.
    Un beso y feliz fin de

    ResponderEliminar
  10. Gracias por tu estupendo comentario
    Fernando., la comida es muy importante en nuestra vida y hay que dejarla en el lugar que le corresponde.
    Besos
    Feliz finde

    ResponderEliminar

Gracias por vuestra visita y comentarios. Bienvenidos a nuestra mesa.

Buen apetito

Buen apetito

Translate

Viajar por la gastronomia

Viajar por la gastronomia

Seguidores