Come poco y cena menos, que la salud de todo el cuerpo se fragua en la oficina del estómago. (Frase del Quijote)
"No hay amor más sincero que el amor por la comida". (George Bernard Shaw )

Frase

Frase

TODAS NUESTRAS RECETAS EN UN SOLO CLICK

TODAS NUESTRAS RECETAS EN UN SOLO CLICK
INDICE

jueves, 4 de junio de 2009

Mejillones en escabeche (caseros)




El mejillón es un producto muy popular en España y puede adquirirse sin problema en cualquier supermercado envasados en lata con aceite vegetal o escabeche y aderezados con algo de laurel y a veces con un ligero sabor a picante (suele llevar guindillas o salsa americana. Podemos encontra mejillónes congelados (con o sin las valvas). Otros envases al vacío están disponibles para los consumidores generalmente preservados en bolsas de plástico herméticas, la presentación de este envase ofrece el mejillón en la mayoría de las veces es con concha.


Receta de los mejillones en escabeche 


Ingredientes
1/2 kilo mejillones ya limpios
3-4 hojas de laurel
6 dientes de ajo
2 cucharaditas de pimentón dulce
100 cl de aceite de oliva virgen
150 cl de vinagre blanco
1 pizca de sal (opcional)
5 granos de pimienta negra (opcional)
1 guindilla (opcional)
1 vaso vino blanco (depende)



Preparación
Si compramos los mejillones frescos tendremos que lavarlos cuidadosamente bajo el chorro del agua fría, cepillándolos y raspando bien con un estropajo o un cuchillo, quitando las barbas y suciedades.Cuando estén bien limpios, se meten en una cazuela con vino blanco. Se ponen al fuego con la tapa puesta hasta que se abran, entonces se apartan del fuego y se dejan templar en su caldo. Se separa la carne de la concha y se aparta.
También existe la posibilidad de utilizar mejillones congelados, que son los que yo he utilizado. Lo dejamos descongelar durante un rato y se utilizan tal cual porque ya vienen limpios y cocidos. Ponemos a fuego no muy fuerte una cacerola o una sartén con bordes altos y vertemos el aceite de oliva y los dientes de ajo finamente laminados, cuando éstos comiencen a dorarse añadimos las hojas de laurel, los granos de pimienta negra y el pimentón, si lo queremos un poco picante, es el momento de añadirle la guindilla, removeremos a fuego muy suave evitando que los ajos se quemen ya que amargarían. A continuación echamos el vinagre y lo apartamos del fuego.
Se vierte este escabeche sobre los mejillones, rectificamos la sal y lo dejamos enfriar a temperatura ambiente.
Una vez frío, lo podemos guardar en un frasco en el frigorífico, teniendo cuidado de que es escabeche cubra todos los mejillones de esta manera se conservarán durante varias semanas. Si lo dejamos a temperatura ambiente, podrán durar un par de días.
La salsa está riquísima para mojar con pan.
María

1 comentario:

  1. No sabía que se podían preparar los mejillones escabechados en casa. Tienen que estar muy bien. Probaremos

    ResponderEliminar

Gracias por vuestra visita y comentarios. Bienvenidos a nuestra mesa.

Buen apetito

Buen apetito

Translate

Seguidores