Come poco y cena menos, que la salud de todo el cuerpo se fragua en la oficina del estómago.
Frase del Quijote

Frases 1

“Comer es una necesidad… Comer inteligentemente es un arte”
Francois de La Rochefoucauld
"No hay amor más sincero que el amor por la comida".
George Bernard Shaw

TODAS NUESTRAS RECETAS EN UN SOLO CLICK

TODAS NUESTRAS RECETAS EN UN SOLO CLICK
INDICE

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Albóndigas de la abuela María


Esta receta es heredada y aprendida de mi suegra, ya hace unos 30 años.

Ingredientes
1 Kg. de carne picada de ternera
2 huevos
1 zanahoria
1 cebolla
2 dientes de ajo
1 pimiento verde
1 hoja de laurel.
3 cucharadas de pan rallado
Harina
½ vaso de vino blanco
3 cucharadas de pan rallado
Harina
1 cubito de caldo concentrado
1 hoja de laurel.
Aceite de oliva
Sal
Pimienta
Pizca de orégano

Preparación
En un bol mezclamos la carne de ternera, los huevos, el pan rallado, la sal, la pimienta y una pizca de orégano. Amasamos bien hasta obtener una masa compacta. Formamos las albóndigas tamaño intermedio
Rebozamos las albóndigas en la harina y las vamos friendo por tandas en abundante aceite caliente que habremos puesto en una sartén. Las doramos por ambos lados. Reservamos
En el mismo aceite freímos la cebolla picadita menudo junto con el pimiento verde, añadimos la zanahoria y el ajo picadito. Rehogamos unos minutos e incorporamos de nuevo las albóndigas.
Las cubrimos de agua, añadimos el cubito concentrado, el vino blanco y la hoja de laurel.


Cocinamos unos 15-20 minutos hasta que estén tiernas. Servimos con pasta, arroz blanco o patatas fritas

Sugerencias
Cuando si ando bien de tiempo lo que hago es rebozarlas en harina y huevo antes de frírlas, que es como las hacía mi suegra.

Y si se las preparo para los niños suelo retirar las albóndigas y pasar la salsa.


18 comentarios:

  1. Estupenda receta de albóndigas. Que ricas!!! Besiños.

    ResponderEliminar
  2. Me encantan las albóndigas, en salsa o en caldo, están riquísimas. No creo que haya alguien a quien no le gusten.

    Qué maravillosa herencia de nuestras abuelas y madres esas recetas tan ricas. Impagable.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Otra vez albóndigas hoy no; las comí ayer idénticas a estas, pero sin guarnición de pasta.

    ResponderEliminar
  4. Son geniales las albondigas y encima las recetas de nuestras personas mayores, en este caso tu suegra, son riquisimas y nos produce mucho cariño hacerlas.
    Oleee Katy.
    Besotesss.
    Javi.

    ResponderEliminar
  5. Hola Katy, las albondigas que yo hago son como las hacía mi madre, muy parecidas a las de tu suegra.
    Cuando las pongo, saboreo doblemente por lo ricas y los recuerdos que me vienen a la mente.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Gracias Evelyn, por lo menos a mi si que me lo saben:)
    Bss

    ResponderEliminar
  7. Pues así es. De recién casada fue una de las primeras recetas que aprendí. Aún la recuerdo haciéndolas. Despues hice mis pinitos y hay muchas formas de prepararlas, pero esta siempre será especial.
    Bss Elena

    ResponderEliminar
  8. Me alegro Francisco, el no tener ganas ni hambre por haber comido es una bendición.
    Bss

    ResponderEliminar
  9. Hola Javier, las recetas de nuestra infancia y de las personas que cocinaron con tanto cariño para nosotros no se olvidan ni aunque las hagas saben igual:) Pero gusta repetirlas.
    Bss

    ResponderEliminar
  10. Siempre conservamos algo de lo saboredo en nuestra infancia y juventud. Yo estas las hago mucho sin duda. Y repito otras aunque me encanta hacer mis pinitos y variar. Nuestras predecesoras solo hacían sota, caballo y rey generalmente. No estaban las economía para más.
    Bss Contrapunto

    ResponderEliminar
  11. Si yo he comentado en esta blog y no ha salido, lo intento otra vez .
    Decia que con todos mis respeto a las dos grandes cocineras contaba como las hacía mi madre.
    En la carne ponía 1/2 kilo de ternera 1/4 de cerdo y 1/4 de jamon serrrano todo eso lo picaba junto tambien había alguna variación mas pero quizás me lo guarde y lo publique un dia en mi blog ...

    A María no la conozco pero os manddo un beso a las dos.

    ResponderEliminar
  12. Estupendo Chelo, cada maestrillo tiene su librillo. Estas son comidas muy clásicas y cada uno tiene su truquillo. Mi madre también las mezclaba las carnes. Pero a mi me gustan más hacerlas de ternera( el colesterol pesa amiga)
    Bss guapa y gracias por la minireceta-:)

    ResponderEliminar
  13. Me gustan mucho las albóndigas y las tuyas se ven ¡espectaculares con esa salsita y las verduritas! ¡Se me hace la boca agua! Besos.

    ResponderEliminar
  14. Muchas gracias Rous, he sido buena alumna eso es todo. Ya sabes nuestros mayores hacían las cosas con mucho arte y paciencia.
    Bss

    ResponderEliminar
  15. Seguro que si la receta es de tu suegra, estas albondigas son de las que hay que probar. Yo las hago bastante parecidas, pero sin el laurel. La salsina te quedó con un colorín muy apetecible. Gracias por tus palabras en mi blog, me llegaron Katy. Besinos

    ResponderEliminar
  16. Ya sabes lo bien que guisaban nuestras abuelas. Gracias a ti por pasar. No tienes que darme las gracias. Asi lo siento y así lo digo.
    Bss Labidú

    ResponderEliminar
  17. Solamente con ver esos suculentos platos,mis tripas están gruiñioendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso está bien. Cuando las tripas suenan es que no solo hay hambre sino gusto por que ven los ojos:-)
      Un abrazo Juan

      Eliminar

Gracias por vuestra visita y comentarios. Bienvenidos a nuestra mesa.

Buen apetito

Buen apetito

Translate

Viajar por la gastronomia

Viajar por la gastronomia

Seguidores